Un club de pelea conformado en su mayoría por personas con discapacidad es el tema de un nuevo documental del director neozelandés Heath Cozens, que tiene la esperanza de que las imágenes cambien la percepción sobre lo que es apropiado decir (y lo que no) cuando se habla de discapacidad.

Estamos en el centro de Tokio, Japón. Se anuncia la siguiente pelea: Shintaro “Sambo” Yano, un hombre de 46 años con parálisis cerebral, se desliza lentamente hacia el interior del ring. Su oponente es, informan por los parlantes del salón, Yukonori “Antithesis” Kitajima, el archienemigo de Sambo.

Pero Antithesis no sufre ninguna discapacidad física ni mental y es notablemente más fuerte y hábil que su rival.
Doglegs ya lleva más de 20 años de haber sido creada.

“¡Él es el Hitler del cuidado a personas con discapacidad!”, grita la presentadora y le da la bienvenida a Antithesis.
La escena es filmada por el documentalista Heath Cozens, quien lleva cinco años grabando a este grupo de luchadores.

“Cuando lo vi por primera vez me sentí tan incómodo que casi quería reir de los nervios. Pero me sentí mal por querer reírme de personas con discapacidad, entonces me sentí avergonzado. No podía entender si era explotación, entretenimiento o algo bueno de verdad”, le dijo Cozens a la BBC.

Nota completa: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/10/151001_sociedad_cultura_japon_pelea_discapacitados_amv